El Tribunal Supremo respalda la videograbación oculta en investigaciones privadas

El Tribunal Supremo en al auto (ATS 14185/2018) confirmó la licitud y validez probatoria de las grabaciones realizadas con sistemas ocultos en empresas durante servicios de Investigación Privada.

Una empresa al detectar el hurto de bienes en sus instalaciones contrata un servicio de investigación privada con el objeto de identificar al responsable de los hechos y acreditar tal circunstancia. La empresa contratada instaló un sistema de grabación oculto en una dependencia donde se habían sustraído los bienes. A partir de las grabaciones, se descubrió que un trabajador de la empresa había accedido a las instalaciones y robado varios objetos.

El Juzgado de lo Social declaró la procedencia del despido, sentencia que fue recurrida por el trabajador ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, que en este caso alegó que la instalación de las cámaras violaba el derecho a la intimidad en el puesto de trabajo. La sentencia del TSJC desestimó el recurso:

“La medida de la empresa se ha de entender que superaba los juicios de idoneidad (qué otros medios de vigilancia eran posibles, que fuesen eficientes y no enormemente costosos); necesidad, ya que existía una sustracción previa, y también el de proporcionalidad, dado que no se trataba de grabaciones de la actividad cotidiana de los trabajadores en la empresa sino únicamente de un acceso restringido a ciertos trabajadores y muy esporádico y ocasional en un ámbito de acceso restringido. En consecuencia la afectación a los derechos fundamentales a la intimidad de los trabajadores quedaba restringida en las personas y el tiempo a una duración muy determinada, cumpliendo así los requisitos jurisprudenciales y de eficacia de la medida. Esto lo valoró correctamente la magistrada del juzgado social y ha de ser desestimado el recurso.” En su auto, el TS desestima la admisión del recurso contra la sentencia del TSJC y confirma la licitud de la medida:

“En el caso de la sentencia recurrida se partía sin embargo de la sustracción de un ordenador portátil en la empresa en una sala de acceso restringido y de la contratación de los servicios de un detective privado que instaló una cámara oculta en dicha sala, considerando la sala entonces que la medida superaba los juicios de idoneidad y necesidad, por entender además que el acceso restringido de trabajadores a dichas dependencias se limitaba a los trabajadores y a los tiempos de acceso a dicha sala, y que ese era el ámbito restringido de protección de los derechos fundamentales, por lo que la medida cumplía los requisitos fundamentales de eficiencia de la medida.”

La adopción de sistemas de grabación oculta es una manera de Investigación Privada, habitual en casos de robo de información y hurtos.


Enlace para descargar el Auto 14185/2018: https://bit.ly/2SUqyqZ

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2017. Edora Consulting. Todos los derechos reservados 

  • LinkedIn Social Icon
  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page

+34 981 92 44 04

info@edora.es