Diferencias prácticas entre registrar un nombre comercial o una marca


Una duda que se plantea con mucha frecuencia a la hora de decidir registrar un signo distintivo es si debo registrarlo como marca o como nombre comercial.


La marca y el nombre comercial son signos distintivos que se protegen mediante títulos otorgados por el Estado y que confieren a su titular el derecho exclusivo de utilizarlos en el tráfico económico, e impedir a otros la utilización en España de los signos distintivos protegidos.


La marca es un signo que permite a los empresarios distinguir sus productos o servicios frente a los productos o servicios de los competidores. Se trata de un activo intangible, pues promociona la diferenciación de la empresa con un los competidores.


El nombre comercial es el signo o denominación que identifica a una empresa en el tráfico mercantil y que sirve para distinguirla de las demás empresas que desarrollan actividades idénticas o similares.


Podemos concluir que es indiferente registrar una marca o nombre comercial. Un elemento diferenciador, seria el hecho que el nombre comercial se trata de un símbolo no adoptado en el ámbito de la gran mayoría de los países, especialmente dentro de la Unión Europea.

Tanto la marca como el nombre comercial disfrutan de un periodo de diez años de vigencia, a partir de la fecha de su solicitud. Pasado el periodo de diez años el propietario de la marca o nombre comercial deberá solicitar la renovación de la misma. La marca y/o el nombre comercial pueden renovarse indefinidamente.

Entradas destacadas
Entradas recientes